martes, 4 de junio de 2013

Bizcocho de yogur relleno de fresas y crema pastelera.

Así de esponjooooso quedó este altísimo bizcocho. Voló, bueno no literalmente, porque no salió volando por la cocina, pero si que desapareció del plato en cuestión de horas. Ahora reposa en paz en nuestros queridos estómagos. 



El plato lo compré en una tienda de estas que venden un poco de todo, Tiger, no puedo entrar en tiendas así, me gusta todo y al final por muy barato que sea, terminas dejándote el sueldo! Tenían este color (adoro el rosa), verde y azul. También compré unas cañitas muy majas que ya enseñaré supongo en otro post, ahí las tengo reservadas, ya estoy maquinando con qué las puedo estrenar y alguna idea asoma...

Pues bien, llevo semanas con un post sobre Expotarta parado, en plena época de exámenes hago lo que puedo para dedicarle tiempo a todo lo que me gusta, y a veces no es fácil hacerlo todo a la vez, así que aunque tarde un poco terminaré ese post y os enseñaré las tartas que fotografié en Expotarta, que por cierto, me lo pasé genial :)

En cuanto a la receta de hoy, el bizcocho es bastante sencillo, es un bizcocho de yogur natural y podéis encontrar en la web miles de recetas colgadas de cómo hacerlo, yo lo que quiero con este post, es que veáis como incorporé paso a paso los ingredientes, tan importante para que quede así de esponjoso. Parece que no, pero dependiendo del orden en el que incorporamos los ingredientes puede cambiar mucho la textura de la masa y obtener resultados diferentes. Este bizcocho en concreto tiene 18 cm de altura!! 



Aquí lo tenéis recién salido del horno.

Ingredientes para el bizcocho: 
- 3 huevos.
- 1 yogur natural. 
- 3 medidas del envase de yogur de harina. 
- 2 medidas de azúcar blanco. 
- 1 medida de aceite de oliva suave.
- 1 sobre de levadura (en mi caso he usado marca Royal).
- un poco de mantequilla y harina parel molde .
- un poco de azúcar glass.

Paso a paso: 
En un bol ponemos las 3 claras separadas de las yemas y batimos (he usado una batidora de varillas eléctrica) a punto de nieve. En otro bol a parte ponemos el yogur natural, el azúcar y mezclamos bien y a esta mezcla le añadimos de esta forma los vasitos de yogur:

- 1 vasito de harina (previamente tamizada junto el sobre de levadura).
- en este momento añadimos las claras a punto de nieve que hemos preparado antes.
- 1 vasito de harina.
- 1 vasito de aceite de oliva suave. 
- 1 vasito de harina.
- 2 de las 3 yemas de huevo que previamente separamos. 

Entre vasito y vasito por supuesto tenemos que mezclar bien con las varillas metálicas intentando incorporar todo el aire que podamos durante el mezclado.

Untamos un molde con mantequilla y espolvoreamos con harina, ponemos la masa del bizcocho y metemos al horno a  190°C durante 40 - 45 min. El tiempo dentro del horno varía de un horno a otro! Por lo tanto con la práctica es la única manera que tenemos de saber cómo funciona el nuestro. 

El relleno: 

Antes de proceder, el bizcocho tiene que estar completamente frío. La receta para la crema pastelera la saqué de la página www.recetacremapastelera.com sólo que en lugar de vainilla yo utilicé canela en rama para hervir la leche, y lo hice exactamente como os indica en la página. 

Ahora que ya tenemos preparado y frío el relleno y que el bizcocho también hace horas que salió del horno lo cortamos por la mitad, tendrá un aspecto parecido a este:


Untamos la cantidad que queramos poner de crema pastelera... 



Y colocamos  las fresas cortaditas encima de la crema.




Por último y como toque final  podemos espolvorear un poco de azúcar glass por encima del bizcocho una vez que le hayáis puesto la parte de arriba, para darle este aspecto tan apetitoso...



Lo dicho, salió riquísimo, estoy muy contenta del resultado de este bizcocho, y probablemente veréis unas cuantas variantes por aquí en breve.

Y ahora voy con mis notas mentales...
La crema me gustó bastante, el problema que al llevar huevo o te la comes muy rápido o tienes que guardar el bizcocho en la nevera, eso conlleva que se seque bastante el bizcocho, y que pasados unos días no esté tan rica como el primero, pero vamos, en mi caso no dió tiempo a que esto ocurriera porque al día siguiente ya no había tarta! El sabor a canela se notaba bastante, y como soy consciente de que no a todo el mundo le gusta grandes cantidades de crema puse más bien poquita, para no atiborrar al personal.

Un truco! Si no tenéis un molde alto (el mío mide 15 cm de altura) podéis poner por dentro del molde papel de hornear y que éste sobresalga bastante por encima del molde y echar dentro la masa del bizcocho, os quedará igual.

Y hasta aquí llega la segunda receta de mi blog, probando, probando... algún día haré la mejor tarta del mundo mundial, estoy segura :P
Me gustaría no tardar tanto en colgar la siguiente receta, pero estoy bastante liada así que haré toooodo lo que pueda para que sea pronto, primero tengo que pasar por la tienda de Alma para comprar unas cosillas que me hacen falta (otro post que tengo pendiente es enseñaros los materiales con los que trabajo, en realidad tengo tantos post pendientes que no sé por cuál empezar!), y luego me pondré manos a la obra con mi invención que espero salga bien... ya veréis el resultado (si no me da vergüenza colgarlo jejeje), menuda tarta hay en el siguiente post!!

Muchas gracias por la gran acogida que ha tenido el blog, no esperaba tanta respuesta bonita, un millón de gracias y espero os haya gustado esta sencilla pero riquísima receta :)




1 comentario:

Se ha producido un error en este gadget.